Agenda ciudadana para el futuro de la nación

Nosotros, ciudadanas y ciudadanos firmantes de esta declaración, preocupados, como millones de compatriotas, por los acontecimientos que afectan el presente y el futuro de nuestra nación, hemos decidido promover esta convocatoria para apoyar la construcción de una convergencia nacional de carácter pluralista, que fortalezca las instituciones, profundice la democracia y participe en las elecciones a la presidencia de 2022. Este pronunciamiento se basa en las siguientes consideraciones

1.

En las últimas décadas, Colombia logró avances significativos de crecimiento económico, lo que ha contribuido a la generación de empleo, disminución de la pobreza, logros en las coberturas de educación y salud, disminución de la inequidad social, acceso a vivienda y servicios públicos y desarrollo de infraestructura, entre otros, favoreciendo a millones de ciudadanos y contribuyendo a cerrar brechas sociales y a consolidar una clase media urbana.

2.

Los efectos de la caída de los precios del petróleo, la desaceleración mundial de la economía, el surgimiento y expansión de la pandemia de la covid-19 han generado una recesión global.

En Colombia, se están poniendo en riesgo los avances en materia social y económica logrados en los últimos 20 años, trayendo como consecuencia la disminución de ingresos y el empobrecimiento de millones de familias. Esto se refleja en el deterioro de los indicadores sociales y económicos y, particularmente, en la caída estrepitosa del PIB al -6.8 % en 2020.

En particular, la crisis ha impactado a las mujeres y a los jóvenes, afectando su calidad de vida y frustrando sus sueños y expectativas.

El impacto de la recesión económica sobre el tejido social empresarial ha llevado a la quiebra y destrucción de miles de micro, pequeñas, medianas y grandes empresas, afectando el empleo de aproximadamente cinco millones de compatriotas.

3.

La creciente polarización política, agudizada por la cultura de la cancelación y del odio, conduce a una situación de riesgo de nuestras instituciones democráticas y a la ruptura de los consensos construidos por las fuerzas políticas, organizaciones sociales y étnicas que redactaron y aprobaron la Constitución de 1991.

Los vacíos de representación política existentes y la ausencia de iniciativas para construir consensos en temas fundamentales, deben ser llenados por la convergencia de fuerzas políticas y sociales que, mediante los mecanismos constitucionales vigentes y respetando las diferencias ideológicas y políticas propias de una democracia pluralista, se ocupe de construir una agenda nacional compartida.

La distensión de la polarización política requiere la voluntad común de fuerzas afines que, desde un marco axiológico fundamentado en los principios de libertad, igualdad, solidaridad, transparencia en la gestión pública, luche contra la corrupción y respeto a las diferencias y, mediante el diálogo como recurso insustituible para abordar las contradicciones y conflictos, construya la agenda democrática del próximo periodo presidencial.

4. El diseño de una agenda nacional compartida, que construya sobre lo construido y promueva las reformas estructurales o de coyuntura al establecimiento que el país demanda, debe incorporar:

4.1.     Políticas de Estado para la generación de empleo y la superación de la pobreza y la desigualdad.

4.2.   Políticas públicas y programas especiales de emergencia que contribuyan a superar la crítica situación de mujeres y jóvenes.

4.3.   Propuestas de crecimiento económico limpio (considerado como un bien público), incorporándolo a las estrategias de reactivación económica y a los planes privados de aumento de la productividad y el empleo.

4.4.   Diseño de un sistema tributario moderno que propicie la competencia leal, acabe con las exenciones y privilegios, combata de forma eficaz la evasión y la elusión, e incremente el recaudo de las finanzas públicas.

4.5.     Políticas de Estado para el sector agropecuario y el desarrollo rural que garanticen acceso a tierras, asistencia técnica, créditos, incentivos y tecnologías e incorporen programas y estrategias de cooperación entre empresas agropecuarias.

4.6.  Propuestas de reformas estructurales al sistema electoral y al poder judicial, que garanticen la representatividad ciudadana y el acceso expedito a la justicia.

4.7.     Garantías de transparencia en la gestión pública y políticas para el mejoramiento de los gobiernos corporativos de las empresas privadas, promoción de la libre competencia y sanción a la competencia desleal.

4.8.     Propuestas para redimensionar la paz en función de la reconciliación y la unidad de la nación.

4.9.  Propuestas para el fortalecimiento del sistema de seguridad social en salud, asegurándole eficiencia, oportunidad y disponibilidad de recursos

4.10.   Identificación de las fuentes financieras públicas, privadas y de crédito que garanticen la sostenibilidad fiscal y permitan el cumplimiento de los objetivos y metas del Plan Nacional de Desarrollo para el periodo 2022-2026.

4.11.   Rediseño de la política ambiental con que se honren los compromisos internacionales, se reduzca la emisión de gases de efecto invernadero, se alcance la meta de deforestación cero, se ejecute un programa nacional de reforestación y se impulsen proyectos de energía renovable.

4.12. Fortalecimiento del multilateralismo en política internacional, la cooperación y el diálogo entre países, privilegiando la vigencia de los derechos humanos y la búsqueda de la paz mundial.

Conforme a lo expuesto, convocamos a las fuerzas vivas de la nación: mujeres, comunidades LGTBIQ, jóvenes, organizaciones ambientalistas, gremios, iglesias, organizaciones sociales, fundaciones, universidades, organizaciones culturales, movimientos alternativos, etnias, sindicatos, líderes políticos y ciudadanía en general, a fortalecer esta convergencia, en busca de defender y fortalecer la democracia, implementando reformas al establecimiento y ejecutando políticas públicas para el beneficio de las colombianas y colombianos.

 Los invitamos a sumarse y acompañarnos a recuperar la esperanza para construir, entre todos, un mejor futuro como sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *